- - | Por: | Programa: eRRemental (12:00 - 14:00 hrs.) | Más tarde: Sonic Arsenal (14:00 - 16:00 hrs.)

 
Intel va por el tiempo perdido
Martes, 12 de Abril de 2016 710 Carolina Ruiz

Intel va por el tiempo perdido

La batalla de Intel Corp. por ocupar un lugar destacado en el mercado móvil le está tomando más tiempo del esperado.

La compañía concluyó el 2015 con una cuota cercana al 1% de los procesadores de teléfonos inteligentes a nivel global, por lo que seguirá apostando a la reducción de todas sus unidades, tanto de procesamiento como de almacenamiento, con el fin de estar en las “venas” de cualquier equipo conectado a internet.

“La explosión de interconectividad ha sido una bendición y una bondad para Intel, y creo que ya con la salida del internet de las cosas, encabezada por los relojes inteligentes, sí representa una oportunidad, incluso de estar en sectores de clase mundial como la manufactura de transistores. Intel puede estar en cualquier cosa que se conecta”, dijo en entrevista Scott Overson, director general de Intel México.

De esta forma, no ser el número uno en computadoras de escritorio o en otros rubros como los smartphones, se ha convertido en parte de la nueva estrategia de Intel, ya que su meta, la que se replantearon luego de haber perdido la primera ola del mercado móvil, es la de ser parte de todo dispositivo, ya sea en forma de un chip o de un software de seguridad.

El directivo explicó que los entusiasma más construir microprocesadores de menor tamaño, unidades de almacenamiento que consuman menos energía y consolidar relaciones con diversos socios de la industria, que ser las estrellas de un solo segmento.

“Es un momento diferente dentro de la compañía”, afirma, luego de detallar que, en el 2020, el número de dispositivos conectados por hogar rebasará los 12, incluyendo electrodomésticos y wearables.

Como parte de su plan, desde 2015 Intel se dedica a la fabricación de discos duros con un desempeño mil veces mayor:

“Es decir, no debes de tener tantos discos para mantener el ritmo de un centro de datos, no necesitas un centro de datos más grande, puede ser más seguro, a través de la innovación”, dijo el directivo.

De acuerdo con Overson, otro de los factores que jugará a favor de Intel es la reducción de los materiales para la creación de chips.

“No tenemos que usar más materiales para construir la próxima generación de productos”, dijo, al realizar una comparación entre el aumento en la generación de datos a nivel global y la cantidad de recursos que se necesitan para atender su almacenamiento.

El momento del cambio

La decisión que obligó a Intel a replantear su estrategia a nivel mundial, en palabras de los directivos, no fue fácil.

En abril del 2014, Intel, una de las principales firmas de hardware a nivel global, cerró su planta de manufactura en Costa Rica para trasladar su producción a Asia.

“Esta fue una decisión difícil. La corporación ha tenido una estrecha relación con la comunidad y con el gobierno. Intel buscó múltiples opciones, tanto internas como externas. Al final, ninguna de estas opciones se consideró como alternativa viable a la luz de las necesidades de largo plazo”, comunicó la empresa a sus empleados.

La planta ubicada en Costa Rica fue elegida por la firma tecnológica en 1997 para ensamblar procesadores Pentium II para sus computadoras de escritorio, consideradas como los aparatos insignia de la marca. La inversión en este territorio creció hasta consolidarse como el 6% del PIB costarricense.

De acuerdo con la empresa, la estrategia para volver a ser una competitivos en el mercado tenía que ser muy agresiva, ya que debían reducir costos y dedicarlos a su nueva vocación: El desarrollo de wearable technology.

Sensorificación

Para acelerar este cambio, Scott Overson explicó que Intel proyectó una visión de 10 años, en la cual su visión era contar con “tecnología más natural”, una que reaccione mediante la utilización de voz, gestos y datos mediante big data.

“Tu tecnología se anticipará para servirte, en vez de que tú le sirvas. Algunos pasos en esta dirección son las cámaras en 3D, en la que los servidores son casi como ojos, más naturales. La tecnología será más intuitiva y más integrada en todos los aspectos”, detalló Overson.

Esta práctica, de acuerdo con el director general de Intel es conocida como sensorificación y con ella se contará con sensores activados en todos lados, lo que implica que en el futuro los dispositivos otorgarán a los usuarios mucha más información, integrándola con una experiencia más proactiva “de alto valor y más natural”.

Otros de los frentes de la compañía, son la reducción en el empleo de energía para el almacenamiento y la seguridad de la información. Actualmente Intel ya cuenta con una solución para la protección de contraseñas y programas de capacitación, ya que en opinión de Scott Overson, las personas somos el eslabón más débil de la cadena de seguridad cibernética en una empresa.

Los riesgos

A pesar de este optimismo, existen dos factores que podrían retrasar la carrera de Intel por recuperar el tiempo perdido en el mercado móvil y que podrían debilitar a la compañía en su principal negocio: el de procesadores para servidores de centros de datos.

El primer factor es la velocidad con la que los chips inalámbricos están dejando atrás las ganancias que tienen los chips de las computadoras.

En el 2014, los ingresos por chips móviles fueron de 100 mil millones de dólares, mientras que los de computadoras llegaron a los 110 mil millones, diferencia que en el 2008 llegó a estar por encima del doble.

El segundo factor es la competencia. Intel tiene el 99% del mercado de procesadores para servidores de centros de datos, lo que constituye su principal fuente de ingresos.

Dicha condición quiere ser cambiada por Alphabet e IBM. Google cuenta con un desarrollo que le permite utilizar procesadores OpenPower de IBM para operar algunos de sus servidores.

Mediante una colaboración con Rackspace Hosting, Google está conformando un nuevo servidor de centro de datos, el que operaría con el nuevo procesador Power9, de IBM.

Sin embargo, como en todo negocio, estas cifras y estimaciones podrían cambiar en cualquier momento. De acuerdo con Bloomberg, Intel está en pláticas para ser el proveedor de chips de la próxima generación del iPhone, es decir, próximamente Apple Inc. podría llevar a Intel Corp. a la era dorada de los dispositivos móviles, que por ahora lidera Qualcomm.

 

 

 

 

 

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos

Descarga la app Rock 101
Últimos especiales Rock 101