- - | Por: | Programa: eRRemental (12:00 - 14:00 hrs.) | Más tarde: Sonic Arsenal (14:00 - 16:00 hrs.)

 
Ronin 47, los valores del Samurái sobre ruedas
Viernes, 25 de Marzo de 2016 882 Carolina Ruiz

Ronin 47, los valores del Samurái sobre ruedas

En las ferias y exposiciones de motocicletas en Estados Unidos ronda un grupo de máquinas samuráis que buscan traer los valores de sus antecesoras a las calles.

A partir del 2012 son las estrellas de dichas exhibiciones, pero desde el 2010 cumplieron su cometido, ya que el video del prototipo de las motocicletas 47 Ronin llegó a internet y se quedó para ser la imagen del trasporte del futuro.

Las 47 Ronin son 47 motos deportivas personalizadas y adaptadas por Magpul Industries Corp. bajo el nombre de Magpul Ronin. Su principal característica es su frente de fibra de carbono y su cola de aluminio, que alberga el control maestro de la computadora y que sólo aportan 54 libras al peso total.

Su precio va de los 38 mil a los 50 mil dólares y su diseño es una evolución de dos motocicletas cuyo modelo fue sentenciado a cometer Seppuku por la legendaria Harley Davidson.

La leyenda de los 47 Ronin se origina en el Japón Feudal y su historia ocurre entre el año 1701 y 1703, dicho relato estableció las bases de lo que conocemos actualmente como Bushido: el Código de Honor del Samurái o El Camino del Guerrero.

Asano Naganori, quien fuera comandante del ejército del emperador, tuvo que defender su honor dentro del palacio del shogun, lo que provocó que fuera sentenciado a cometer Seppuku.

Cuando sus fieles seguidores se enteraron de las condiciones en las que su maestro había perdido la vida, juraron vengarlo y de manera silenciosa, abandonaron el reino, guiados por Oishi Kuranosuke Yoshio, el más cercano de los 47 seguidores de Asano Naganori. De esta forma se convirtieron en Ronin, samuráis sin amo.

Como Oishi y los demás samuráis, Ronin Motorworks tuvo su origen en el deseo de rescatar un legado.

La compañía fue fundada por los creadores de la famosa Buell 1125, hecha por el que fuera el brazo deportivo de Harley Davidson hasta el 2009, Buell.

La 1125 y la 1125R fueron famosas por dar un refresh tecnológico a los modelos deportivos, una modificación en el sistema de frenado y enfriamiento líquido que las hizo diferentes a los modelos tradicionales de street bikers de Suzuki, Yamaha, Kawasaki y Honda.

Con la eliminación de la marca Buell, los inventarios del vehículo empezaron a ser liquidados. La situación, años después explicada por los fundadores de Ronin, fue que la cubierta de plástico de la Buell 1125 no le hizo justicia a las innovaciones en la máquina.

Es por eso que a través de Magpul Industries Corp. decidió adquirir dos motocicletas que les permitieran rediseñar y modificar algunos aspectos que la harían más atractiva.

“Tenemos afinidad por la cultura japonesa, y el nombre destacó porque vimos un montón de paralelismos entre la historia y el legado de Buell y todas las motocicletas que han quedado atrás”, dijo Mike Myberry en una entrevista con Lanesplitter, meses después de su presentación masiva.

“La moto del futuro”, “la moto de Batman”, fue como los coleccionistas de motocicletas deportivas comenzaron a llamar a las primeras de las 47 motocicletas de la nueva Ronin, mientras que los que habían tenido la oportunidad de manejar una Buell, reconocían a la máquina como la  verdadera heredera de la 1125.

“No pasó mucho tiempo después de haber elegido el nombre para darnos cuenta de que teníamos que construir 47 motocicletas… y así comenzó”, agregó Myberry durante la misma entrevista.

En grupos de tres o cinco, las 47 Ronin comenzaron a conquistar exposiciones y a conocedores, que se dieron cuenta de que el futuro no sería tan colorido como para llegar en un Delorean o en una patineta.

Cada una de las 47 motos de 47 Ronin sale a la venta con uno de los nombres de los samuráis que defendieron el honor de su maestro aún después de muerto. La que llevó el nombre de Oishi, fue la primer 47 en salir a carrera, bajo la conducción de Travis Newbold en Pikes Peak.

El aspecto oscuro y las terminaciones con aspecto de kevlar de las primeras Ronin no son gratuitas. Los miembros de Magpul Industries Corp., holding a la que pertenece Magpul Ronin,  fabrican accesorios de polímero y compuestos de alta tecnología para armas de fuego.

Las primeras 12 motos fueron diseñadas con una combinación de colores negro y gris aluminio y su precio fue de 38 millones de dólares cada una. Las siguientes 10 fueron totalmente negras y su costo es de 41 mil dólares. Ocho Ronin fueron pintadas en blanco y su valor es de 45 mil dólares; a seis más se les colocó pintura para competencia, por lo que su precio llegó a los 50 mil dólares cada una.

Otras cuatro fueron adornadas con camuflage y cinco fueron pintadas con diseños propios de los clientes, mientras que otras dos permanecen con su acabado metálico.

La demanda en estos primeros dos años fue suficiente para hacer que los fundadores de Ronin Motorworks, deseen convertir estas adaptaciones en otra tradición milenaria, sin embargo, por el momento sólo siguen existiendo 47 samuráis sin amo en las calles.

Por cierto, si pensaron que el nombre tenia referencias a la película de Keanu Reeves realizada en el 2013, no, no tiene nada que ver, aunque no es raro imaginárselo, ya que además de ser conocido por ser amante de los motores, Reeves es cofundador de Arch Motorcycle Company, otra marca de motocicletas personalizadas.

 

 

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos

Descarga la app Rock 101
Últimos especiales Rock 101